12 imperdibles restaurantes de hoteles en la Ciudad de México

La hotelería en Ciudad de México goza de gran variedad, calidad y conceptos. Así mismo son los restaurantes dentro de los hoteles, algunos operados por grupos de mucha trayectoria en la capital como otros manejados por el mismo establecimiento. 

Se pueden encontrar preparaciones elaboradas con ingredientes de gran calidad manejados con gran técnica como en el japonés Tatsugoro del St. Regis así como también un brunch variado en el  Zanaya, del agradable patio del Four Seasons, o una comida de autor como en Cerrajería del Hotel Brick. Estos son algunos de los mejores restaurantes de hoteles en la Ciudad de México. 

Caracol de mar (Centro)

Fotorafía del restaurante Caracol de Mar. Foto por Ana Lorenzana

En el lindo patio del hotel Círculo Mexicano en el centro histórico de la ciudad se encuentra Caracol de Mar, de los mismos creadores del clásico Contramar. La propuesta también se centra en la comida mexicana de mar, cuyos pescados y mariscos corresponden a la pesca sustentable y de temporada. Aquí la tostada de atún lleva limón amarillo y furikake, también hay pescado a la talla, pero aparecen platos vegetales como el camote al rescoldo, hongos de lluvia con miso, un tamal de berenjena, entre otros. En el menú de coctelería recomendamos el gimlet de hoja santa y el apio mezcal. Se ven mesas familiares los fines de semana pero también es ideal para una cena en pareja cualquier día de la semana. 


Yoshimi – Hyatt Regency (Polanco)

Este es uno de los restaurantes del Hotel Hyatt en Polanco que goza de un espacio minimalista, luminoso donde predomina la madera clara. Aquí se disfruta de la cocina tradicional japonesa en un clásico de la ciudad pues ya cuenta con más de 10 años de funcionamiento. Su actual chef es Miriam Moriyama, una de las pocas sushiwoman en el mundo. La terraza da a un Jardín Zen, el cual logra generar una atmósfera de tranquilidad, ideal para una comida en pareja e incluso una de negocios. La carta es extensa con opciones de fideos como un yakisoba con verduras, arroces como un katsu don con cerdo empanizado, cebolla y arroz al vapor y un aparte de tempuras.

Además del sushi bar con su oferta de nigiris, makis y sashimis, una de las especialidades de la casa es el shabu shabu, el cual se puede pedir con Wagyu japonés, perfecto para compartir en familia o con un grupo de amigos. Es para destacar la gran variedad de sakes que se encuentran en la carta. 


Paxia (Centro)

La terraza del Hotel Umbral de Curio Collection by Hilton en el centro histórico está ocupada en gran parte por Paxia, el restaurante de comida mexicana contemporánea del chef Daniel Ovadía. Cuenta con un mobiliario contemporáneo y una vista que tiene a la Torre latinoamericana en el horizonte.Aunque este restaurante había tenido otra etapa que duró una década en el sur de la Ciudad, el concepto volvió a surgir en 2021, después de seis años del cierre de puertas. La esencia sigue siendo la misma, revisitar con técnicas modernas y presentaciones originales los sabores de la culinaria mexicana como se evidencia en la tortita ahogada con carnitas de ternera, los nopalitos con pulpo o un filete de res con salsa de chorizo y cerveza oscura acompañado con puré de manzana y mamey.

Además de que se puede pedir a la carta, también cuenta con un menú degustación para dar un recorrido más nutrido por la propuesta del chef. La carta de bebidas hace énfasis en las cervezas artesanales, en los tequilas, mezcales y en una coctelería creativa que hace uso de ingredientes mexicanos como la hoja santa, la sal negra o la horchata.  


Bajel (Juárez)

Fotografía del restaurante Bajel

Ya sea en la noche o de día, este restaurante del Hotel Sofitel tiene una vista especial sobre Reforma. El espacio sobrio, de mesas de madera de nogal y con cocina abierta ofrece un menú degustación de tres, cinco y siete pasos a elegir, que va cambiando cada tres meses. La batuta la lleva el chef mexicano Luis Escamilla con un recorrido internacional importante en grandes restaurantes en Europa y en Latinoamérica.

Se puede pedir también a la carta donde resaltan platos mexicanos contemporáneos como los escamoles y tartar de aguacate ahumado, el pulpo con mole verde con pepita de melón y quelite o un pollito de leche con puré de maíz y polvo de palomitas. La carta de cocteleria privilegia bebidas creativas con destilados mexicanos como el Tierra Mojada que lleva whiskey mexicano, sherry fino, jugo de naranja y vermouth rojo. Durante el día se da para una comida de negocios y en la noche se antoja una cena romántica. 


Zanaya (Juárez)

Los sabores del Pacífico mexicano son los que dominan la carta de este restaurante como su pescado, camarones y pulpo zarandeados o los ostiones de Baja California, perfectos para ser acompañados por la amplia selección de vinos por copeo. Zanaya ocupa uno de los lados del hermoso patio central del Four Seasons que evoca un verdadero oasis dentro de la ciudad. El escenario romántico es ideal para una comida o cenar en pareja. 

El brunch dominical, ideal para amigos y familias, tiene varios adeptos y cuenta con una oferta robusta de estaciones que preparan la comida al momento como la de tacos al pasto o la de parrilla que despacha hamburguesas, camarones, ribeye, entre muchos otros. También tienen la bandeja de ceviches, la estación de pastas, de paellas, de chilaquiles y de antojitos mexicanos como tamales y quesadillas.  


Ling Ling (Juárez/Cuauhtémoc)

Ubicado en el piso 56 del moderno edificio del Ritz Carlton, su espectacular vista y sofisticada decoración deja a todos asombrados. La comida es de inspiración asiática con clásicos cantoneses como el arroz frito con pato y los dim sum. Hay acentos de Tailandia con el pad thai y hasta adaptaciones mexicanas con tacos de salmón y de atún. La barra de sushi es perfecta para una cena en pareja y el salón principal para una velada entre amigos. En la carta de cocteles, uno de los más pedidos es el Carajillo Ling que viene con bourbon, café expresso, frangelico, caramelo y palomitas caramelo.  


Tatsugoro (Juárez)

El grupo de Edo Kobayashi, que ha sido uno de los pioneros en promocionar la cultura y culinaria japonesa en la ciudad, es el operador de este restaurante ubicado en el segundo piso del Hotel St. Regis que sigue la misma línea de sus demás establecimientos, insumos de la más alta calidad y precisión en la ejecución. La barra enmarcada en la parte de atrás por un gran ventanal que da a la Fuente de la Diana Cazadora es el mejor lugar para presenciar la preparación de nigiris, sashimis y makis, los cuales se pueden pedir a la carta como también se puede optar por el omakase y dejarse llevar las sugerencias del chef. Aunque ofrecen sakes, también tienen una selección de whiskies japonesas y cocteleria clásica. Ideal para una cena en pareja o para un grupo pequeño de amigos. 


Au Pied de Cochon (Polanco)

Hace más de dos décadas que el grupo Presidente quiso replicar el clásico restaurante francés parisino de Les Halles dentro del Hotel Intercontinental en Polanco. Aquí en Ciudad de México también abre las 24 horas y goza de la misma afluencia que su par francés. Tienen un servicio tradicional que ofrece platillos tan icónicos como la tártara de res, la sopa gratinada de cebolla, las espectaculares fuentes de mariscos o el tradicional coq au vin que viene con verduras. El salón con paredes de madera, espejos y sillas de cuero rojo crean un ambiente acogedor mientras que la terraza que es pet friendly se antoja en días soleados para compartir en familia o con amigos. Para destacar, el acceso a una de las mejores y más extensas cavas de vino del país, en la que es posible encontrar botellas de añadas extraordinarias. 


Terraza Condesa DF (Condesa)

Fotografía del hotel Condesa DF
Fotografía del hotel Condesa DF

Con agradables vistas al parque España y a la copa de los árboles, esta terraza siempre ha sido una favorita de los locales. Está ubicada en el último piso del hotel Condesa DF del grupo Habita, conocido por su énfasis en el diseño y decoración. La carta es de inspiración japonesa y así se pueden encontrar variedad de rollos creativos como uno de camarón rebozado con salsa de coco o uno de rib eye frito o nigiris y sashimis clásicos con atún, hamachi o salmón. En las entradas y platos principales destacan la gyosas de pato, el arroz crujiente con salmón picante y el bollo de pork belly. 

Para aquellos que solo quieran una botana aconsejamos los edamame y el tempura de papa con miso dulce para ser acompañados con uno de los cocteles en donde resaltan la variedad de martinis así como creaciones de la casa como el mezcal cucumber mojito. Perfecto para salir con amigos o ir en pareja. 


Quattro – JW Marriott Sta Fe (Santa Fe)

Lleva más de 15 años de operación sirviendo clásicos de la culinaria italiana, en especial la del norte como un vitello tonnato, una sopa de lenteja clásica del Piamonte con panceta o unos ravioles con queso fontina y taleggio, servidos con salsa cremosa perfumada a la trufa. Ubicado dentro del JW Marrriot Santa Fé, el espacio está dominado por dos torres de cristal con botellas de vino a la vista pero también cuenta con una terraza techada. Resulta ideal para comidas de negocios, y durante los fines de semana para encuentros familiares.


El Cardenal (Juárez)

La sede del Hotel Hilton, ubicado frente a la Alameda en el Centro, replica el mural de Diego Rivera “Sueño de una tarde dominical en la Alameda”. Este colorido mural enmarca su cocina popular mexicana que le hace honor a preparaciones de toda la República y que no solo es conocida por su calidad y consistencia, sino porque todo lo hacen en casa. Los desayunos, en especial, gozan de gran popularidad gracias a sus panes recién horneados, a los chilaquiles, las distintas preparaciones de huevos y a las conchas, las cuales se deben de pedir con la nata de leche que producen ellos mismos y acompañarlas con chocolate caliente. Es usual ver comidas de negocios entre semana y familias disfrutando los fines de semana de la sopa de fideo seco, del chile relleno a la oaxaqueña o de las puntas de filete para taquear.  


Cerrajería (Condesa/Roma)

Fotografía del restaurante Cerrajería

Armando Costa quien en poco tiempo logró recibir el reconocimiento de estar en la selección de los Mejores Chefs Jóvenes de la Revista Food and Wine en Español, comanda la cocina de Cerrajería del Hotel Brick, un hotel boutique sofisticado de la colonia Roma. Su menú revisita platillos internacionales a los que les imprime toques personales como un short rib de larga cocción con setas enoki, un pappardelle carbonara hecho con tocino hecho en casa  o un crudo de hamachi con pesto de pistaches, yuzu kosho, aceite de cilantro y kale frita. La terraza es muy agradable para los días soleados y disfrutar de una copa de vino o de un coctel mientras que el salón principal rodeado de árboles y vegetación es ideal para una cena entre amigos o pareja.

Encuentra tu mesa para cualquier ocasión